05/03/2018

BELLOTA DE JÚPITER, SALUD EN NUESTRO HUERTO


El nogal es una árbol que ha acompañado al hombre en Europa desde antes de la época de los romanos hasta hoy en día donde podemos observarlo como uno de los principales árboles en nuestros huertos por sus ricas y nutritivas nueces.

Su nombre científico (Juglans regia), significa “bellota de júpiter real”, lo que puede darnos una idea de que la nuez siempre ha sido un fruto muy apreciado por la población y valorado por sus propiedades nutricionales, siempre acompañando a la tradicional agricultura hortelana.

Para sembrar este preciado árbol solo hacen falta unas cuantas nueces, un poco de tierra universal para semilero o compost propio, unas macetas o bandejas forestales y un poco de paciencia. 

-En primer lugar debemos separar la cáscara que recubre la nuez para facilitar la germinación.

 

-Después hay que preparar la bandeja con alveolos forestales o macetas y rellenarlos con tierra de semillero (turba, fibra de coco o compost muy curado).

-Luego colocamos las nueces en cada alveolo a una profundidad de  unos 3 centímetros, quedando las nueces casi en la superficie.

-Por último cubrimos las nueces con una fina capa de tierra para semillero y regamos con mucho cuidado.​

El cultivo del nogal puede ser muy heterogéneo, ya que dependiendo del aprovechamiento que realicemos (medicinal, agrícola o forestal), se realizarán diferentes técnicas y prácticas de cultivo.

Como aprovechamiento el nogal nos ofrece infinidad de productos de los que podemos hacer uso;

-La madera es una de las llamadas nobles, muy dura y apreciada por su fácil manipulación y por la demanda decorativa.

-Las nueces son un fruto muy apreciado por sus aceites y las propiedades vermífugas, así como la cáscara de la nuez que se utiliza en tinturas.

-Las hojas, la cáscara verde y la corteza tienen propiedades astringentes utilizadas en remedios medicinales.

 

 

Los antiguos hierberos aprovechaban del nogal sus hojas que servían como tratamiento para la descomposición, hongos o bacterias nocivas y como cicatrizante por su alto contenido en taninos, también lo utilizaron para el tratamiento de la diabetes, refuerzo de las arterias, digestivo y para la expulsión de la bilis retenida. Todo este conocimiento hoy en día se está recuperando, ya que  se persiguieron todas las prácticas Fitoterapéuticas perdiendo muchos conocimientos ancestrales.

 

La nuez es un fruto muy apreciado con un sabor agradable y una forma que recuerda al cerebro humano, de ahí que se crea que es beneficiosa para su buen funcionamiento.

Destaca sobre todo el alto contenido en omega 3 y omega 6 que favorecen el sistema cardiovascular, y tienen un alto contenido de proteínas e hidratos de carbono que sirven para la formación de músculos y la disposición de energía inmediata y poder realizar cualquier actividad física.

 

El nogal es conveniente tenerlo en nuestro jardín o huerto, porque si lo plantamos estamos plantando salud humana y ambiental.

Volver al listado